Incapacidad laboral


En Alemania, los empleados gozan de una mejor cobertura financiera que en España en caso de enfermedad: Su empresario le sigue pagando su sueldo durante un máximo de seis semanas. En España, estos son mucho más cortos, y en Alemania, tampoco existe el plazo de carencia, es decir que usted ya tiene derecho a sueldo a partir del primer día de enfermedad. Después del pago continuado del salario por parte de su empresario durante las seis semanas, usted tiene derecho al subsidio de enfermedad, que usted recibirá de la AOK. El subsidio de enfermedad asciende al 70 por ciento de la remuneración bruta regular, pero, como máximo, al 90 por ciento de la remuneración neta actual. Al igual que en España, lo percibirá, por la misma enfermedad, como máximo durante un año y medio (78 semanas).


Los empresarios informan

En caso de no poder asistir al trabajo un empleado debido a una enfermedad, el empresario deberá ser informado de inmediato. Los plazos exactos a cumplir y a quién, en tal caso, uno tenga que dirigirse, pueden variar de una empresa a otra. Solicite, por eso, información de su empresario, para estar seguro. Si la enfermedad tiene una duración mayor a tres días, requerirá siempre un certificado de incapacidad para trabajar que debe extenderlo un médico, independientemente de las reglamentaciones especiales de su empleador. Recibirá dos ejemplares: uno sin diagnóstico, para su empresario; uno con diagnóstico que usted entregará a la AOK. Por favor, piense en hacer llegar el certificado de incapacidad laboral lo antes posible a su AOK y a su empresario.